PLACE TO BE

Nubes. Mi habitación se envuelve en tonos blancos, fríos, poco humanos, durante el día, que parece haberse mantenido a la madrugada. Miedo a que el frío me enferme. Un estado de ánimo no exactamente triste, pero tampoco alegre. Raro.
Invoco la calidez del que ya está muerto. Un disco perfecto me da cobijo entre mantas y luces tenues.
El aire acústico de una guitarra única, junto a la voz, inolvidable, la cercanía que consigue tan sólo apoyado de su guitarra. Vale, tampoco sienta mal un piano ocasional.
La voz me reconforta, están siendo semanas duras. No puedo hacer nada de lo que quiero. Y entre películas, chocolatinas y algún que otro poemas, me trago tochos indescriptibles e indescifrables. Cada vez queda menos, ese es el consuelo. Insuficiente, por otra parte
Van pasando las canciones y siempre me sorprendo con la absoluta perfección de todo el disco. Como mantiene un mismo nivel todo el tiempo.
Un disco que consigue cambiar el estado de ánimo. Perfecto para cuando n te sientes del todo bien. Nick Drake va reconfortando poco a poco hasta conseguir una reconstrucción perfecta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: