Empezamos bien, son las 2:45 PM ….

2:45 PM

Son las tres menos cuarto de la tarde, este es uno de los momentos más tremendos del día: Llevo toda una vida –léase por “toda una vida” el periodo que transcurre entre aproximadamente las ocho de la mañana hasta las tres menos dieciséis de la tarde- sentado en mi puesto de trabajo.

He aguantado como un jabato las bobadas de extraños que se ven en la obligación de amargar mi existencia, estoy colocado hasta las cejas de cafeína y tengo unas ganas desmesuradas de desconectar mi cerebro. Llego a pensar que sería capaz de desenroscarme la tapa del cráneo y sumergir mi masa pensante en un vaso de agua con un par de pastillas efervescentes de esas que se encargan de limpiar de restos malsanos la dentadura postiza de los abuelitos.

Es más, lo voy a hacer. Hasta mañana. ex-dr.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: